Croc-croc, la rana saltarina

croc-croc, la rana saltarina

Croc-croc es una rana saltarina que vive en Barcelona. Más concretamente en el barrio de Poble Sec. Le gustan las golosinas, los días soleados y pisar la hierba fresca. Sólo hay una cosa que no le gusta: las lágrimas. Las encuentra demasiado saladas. ¿Y cómo lo sabe si las ranas no lloran? Porque se las chupó un día a un niño despistado y desde entonces se mantiene alejada de cualquier lluvia de lágrimas.

Menos mal que Lola, su creadora y amiga, no llora. O bueno, casi nunca llora.

Croc-croc vive con ella desde que nació hace ahora unos cinco años. Sus patitas finas como el alambre fueron las primeras en aparecer. Le siguió el cuerpo rechoncho salpicado de pecas con ojos saltones. Y finalmente llegaron los brazos, cortos y acabados en unas manos de dedos largos juguetones.

Así lo dibujó Lola.

Porque Croc-croc empezó siendo una rana dibujada en la pared del dormitorio de Lola y poco a poco fue cobrando vida propia. Ni Croc-croc ni Lola sabían cómo había sucedido, pero les gustaba.

Ahora Croc-croc es una rana saltarina con corazón de rana y elasticidad de dibujo. ¡Es perfecta para acompañar a Lola en todas sus aventuras!

¿Quieres saber más? Compra aquí Lola y su mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *